lunes, 22 de agosto de 2016

IRENE IGLESIAS



  Qué cantidad de buenas sensaciones desde que salimos dirección Santa María de Arzúa hasta que llegamos a casa. La comisión, la cena, la fiesta y el regreso... Así es fácil llevar un Agosto tan cargado de trabajo. Un orgullo y un placer, compañeros.
  Quiero dormir ya para que sea mañana y seguir dando MÁS Y MÁS por un equipo, por una profesión y por mi misma.
  Deicaaaaaa!!! Muakssss